Proyecto Anilla Cultural

Proyecto Anilla Cultural

Anilla Cultural Latinoamérica-Europa:
Una red para la acción cultural contemporánea

Anilla Cultural/MAC es un proyecto del Museo de Arte Contemporáneo, Facultad de Arte de la Universidad de Chile, dedicado a crear y desarrollar actividades en el marco de su participación en la red iberoamericana Anilla Cultural Latinoamérica-Europa, conformada en 2010 por equipamientos culturales de América Latina y España. Tales instituciones son el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, el Museo de Antioquia de Medellín, el Centro Cultural de España en Córdoba, el Centro Cultural de São Paulo y el propio Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad de Chile.

La materialización de esta red ha sido posible gracias al apoyo en implementación técnica entregado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) a cada entidad, a la asesoría de Fundación i2cat y, en el caso del MAC, al aporte del Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes 2010 y al respaldo la Corporación Red Universitaria Nacional (REUNA), que a su vez es NOC de Red Clara.

Anilla Cultural Latinoamérica-Europa plasma su interés en la creación, innovación, investigación y experimentación conjuntas, espíritu que se expresa en el levantamiento de nuevas metodologías de trabajo colaborativo que surgen de la acción cultural contemporánea.

Desde complejos eventos interactivos, pasando por el uso de internet como soporte de obra, o la realización de conferencias y encuentros, así como la recepción de actividades, hasta el desarrollo de un laboratorio de nuevos medios -donde la experimentación y la investigación toman cuerpo a través de residencias de artistas y talleres- y una Mediateca, son algunas de las acciones que configuran el quehacer de Anilla Cultural. Esto es posible como consecuencia del uso intensivo de las tecnologías de la comunicación e información y de las redes académicas avanzadas.

“Si algo caracteriza esta primera fase de la Anilla Cultural es el entusiasmo y la generosidad de todas las instituciones participantes que, pese a las dificultades y la complejidad del proyecto, han sabido aportar lo mejor de sus recursos y capacidades” “La creación colectiva de proyectos culturales en red es un desafío apasionante. Estar conectados implica conocer nuestra función en un contexto cultural que posee su propia fisiología y que, al mismo tiempo, forma parte de un ecosistema cultural más amplio. Trabajar juntos en el contagio de una nueva cultura, ya en desarrollo avanzado, requiere valorar cada nodo de la red y todos sus vínculos explícitos e implícitos.”
Juan Insúa, CCCBLab
“Los cuerpos de las personas comunicados a través de las nuevas tecnologías no tienen gravedad. Ya no tenemos distancias, vivimos en otro tipo de espacio, uno que es enorme y pequeño a la vez, esa es una característica de toda la cultura contemporánea”
Francisco Brugnoli, director MAC

Los nodos que conforman Anilla Cultural comparten la convicción de dar cuerpo a una plataforma de saberes en red que interconecte el quehacer de importantes centros culturales de ambos continentes, poniendo a disposición de las comunidades tanto experiencias, como acciones conjuntas, archivos, herramientas y reflexiones que resultan de la participación activa de personas, grupos, instituciones y países. En otras palabras, Anilla Cultural Latinoamérica-Europa busca repercutir en distintos niveles de producción, traspasando los límites materiales y construyendo una Nueva Ágora translocal.

Anilla Latinoamérica-Europa es resultado de un promisorio esfuerzo originado en Cataluña por distintas entidades culturales de Barcelona, Olot, Granollers, Reus, Sant Cugat, Cornellà de Llobregat, Lleida y Figueras.

Instituciones como el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), la Fundación i2cat, Citilab, el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, el Mercat de les Flors (Centro Nacional de las Artes del Movimiento) y la Xarxa Transversal (red cultural de municipios de Cataluña) dieron vida, en 2007, a una asociatividad que potenció el intercambio cultural de la región a partir de la activación de saberes, intereses, innovaciones e iniciativas que arrancaban de las propias especificidades e intereses locales.

Tras distintos esfuerzos, entre ellos conseguir la conectividad en las comarcas de más difícil acceso, como Olot ubicado en la zona volcánica del Prepirineo, la Anilla Catalana produjo más de una veintena de actividades, incluso en Palma de Mallorca y Perpignan. En 2009, la iniciativa contribuyó a sentar las bases para el desarrollo de una experiencia similar más allá de los océanos. De esta forma, y gracias al respaldo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, se constituyó Anilla Cultural Latinoamérica-Europa con la convergencia de importantes entidades culturales de América latina.

El MAC un nodo de la red de Anilla

La incorporación del MAC en AC tiene grandes y significativas implicancias: incorporarse a una plataforma internacional formada por reconocidas instituciones culturales, contribuir a la democratización del acceso de audiencias diversas a bienes y servicios culturales internacionales/locales y generar acciones de investigación, reflexión y experimentación en el campo de las artes visuales y los nuevos medios.

El MAC fue invitado a sumarse a este desafío por ser una de las instituciones culturales más relevantes del país y por su carácter universitario y público. Otro factor es que Chile se proyecta a la vanguardia de la cobertura tecnológica por habitante, siendo el país latinoamericano con índices más ascendentes en el uso de dispositivos tecnológicos y de conectividad: más de 16 millones de usuarios de telefonía móvil, más de 3 millones 500 mil de usuarios de telefonía fija, más de 1 millón 700 mil abonados a televisión satelital o por cable y casi 2 millones 300 mil abonados a Internet fija y 3G, hablan de un potencial a explorar en el campo cultural.